Los criminales buscan las vulnerabilidades en los servicios con menor seguridad como descargalos sistemas de entretenimiento e intentaran “saltar” a través de las redes internas del carro hacia los sistemas más sensibles.

Los automóviles son una parte esencial en nuestra vida diaria, además de ser fundamentales para transportar miles de personas diariamente. No es una sorpresa que el transporte parcial o totalmente autónomo y el potencial de los automóviles sin conductor se hayan vuelto tema de moda. De acuerdo con Gartner, los vehículos sin conductor representarán el 25%, aproximadamente, de los vehículos de pasajeros en uso dentro de mercados maduros para el 2030.

Para los hackers, los automóviles sin conductor representan otra gran oportunidad para causar estragos. Garantizar la seguridad de los conductores contra ciberamenazas se ha vuelto un enfoque primordial de desarrollo, así como un gran reto para las industrias automotrices y de seguridad.

Los automóviles sin conductor dependen de sensores, radares, mapeo GPS y una gran variedad de inteligencia artificial que les permite auto conducirse.

El problema empieza con los hackers que pueden acceder al vehículo de forma remota y comprometer uno de los sistemas de a bordo, lo que daría como resultado un amplio rango de amenazas que van desde el robo de información personal y comercial, hasta el riesgo físico de las personas y su propiedad.

 

POSIBLES ATAQUES

Los criminales buscarán las vulnerabilidades en los servicios con menor seguridad como los sistemas de entretenimiento e intentarán “saltar” a través de las redes internas del carro hacia los sistemas más sensibles. Por ejemplo, generalmente se permite una cantidad limitada de comunicación entre el sistema de administración del motor y el de entretenimiento para mostrar alertas que, potencialmente, pueden ser aprovechadas.

Ransomware. Los hackers podrían inmovilizar el automóvil e informar a los conductores, a través de la pantalla interna del carro, que necesitan pagar un rescate para restaurar las operaciones normales del vehículo. El propietario puede encontrarse lejos de su casa (el rescate puede estar programado para ejecutarse solamente cuando el automóvil se encuentre a una distancia predeterminada de su casa), por lo que el conductor requeriría los servicios de un especialista para reiniciar los componentes afectados. Se estima que la cantidad de este tipo de rescates serán significativamente mayores a las que se piden cuando “secuestran” el sistema de una computadora, pero probablemente sean menores a lo que costaría reparar el auto, razón por la que el dueño preferirá pagar el rescate.

¿Buscas un Producto o Servicio de Seguridad?