Mayor seguridad

La seguridad en el oriente de Yucatán y su franja fronteriza con Quintana Roo se sigue fortaleciendo con el uso de tecnología de punta, que permita garantizar la tranquilidad de las familias y de los sectores turístico y comercial.

En esa zona se instalaron siete arcos y tres postes con 26 cámaras de videovigilancia y 18 lectoras de matrículas, como parte de la estrategia Escudo Yucatán.

Con estas acciones, el gobierno estatal usa tecnología de punta para resguardar el área fronteriza con el vecino estado de Quintana Roo y la región contigua a la zona arqueológica de Chichén Itzá, una de las más turísticas del país, de modo que quienes la visiten tendrán una estadía tranquila.

Con estos dispositivos, capaces de captar imágenes en alta definición a través de un sistema que facilita la búsqueda específica, se contribuye al clima de paz para los comerciantes y productores, toda vez que es un área de proveeduría para la Riviera Maya y Cancún, informa un comunicado.

Los sitios donde se trabajó son Valladolid-Salida libre a Cancún, donde se colocaron los arcos con cuatro cámaras lectoras de matrículas y dos de videovigilancia; Valladolid-Kanxoc, donde se puso dos lectoras y dos de video; Valladolid-Chichimilá, con dos lectoras y dos de video; Valladolid-Salida a Ebtún, cuatro lectoras y dos de video, y Periférico de Valladolid-Salida a Uayma, con dos lectoras y dos de video.

De igual forma, en el Periférico Valladolid-Salida a Tizimín se puso dos arcos, cuatro lectoras y cuatro de video, y se instalaron tres postes con cuatro cámaras de videovigilancia cada uno.

Con estos arcos, postes y cámaras, así como el equipo de radiocomunicación para transmitir datos, se da cabal cumplimiento a la incorporación de tecnología de vanguardia para la modernización de los sistemas de seguridad pública, buscando que los habitantes de todos los rincones de la entidad permanezcan en un ambiente de paz.

Se informó que para el gobernador Rolando Zapata Bello, el programa Escudo Yucatán es toral y avanza conforme a lo programado con la instalación de esta infraestructura y equipo, además de que también ha servido para modernizar las redes inalámbricas y de fibra óptica en Mérida e interior del estado.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, y el secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Carlos Martín Pacheco Medina, verificaron los trabajos de construcción, la instalación y las operaciones de este plan en demarcaciones del centro y oriente del territorio.

A fin de seguir dotando a las fuerzas policiales de instrumentos para prevenir y perseguir delitos, así como atender oportunamente emergencias y siniestros, las autoridades supervisaron la colocación de los aparatos de grabación en carreteras y accesos a los municipios de Izamal, Sudzal, Tepakán, Valladolid, Uayma, Tizimín, Sucilá, Calotmul y Río Lagartos, así como en las comisarías Citilcum, Pisté, Las Coloradas y El Cuyo.

En estos lugares, Saidén Ojeda supervisó la instalación de 14 arcos, cuatro postes, 34 cámaras lectoras de matrículas y 40 de videovigilancia, así como tres sitios de radiocomunicaciones. Al inicio de esta gestión no había dichos arcos y cámaras; actualmente hay 26 y se colocarán 74 más para hacer un total de 100. A la fecha se ha logrado poner en operación más de 1,700 cámaras y el objetivo es culminar 2,248 en este sexenio.

Mayo-junio 2018