Las opciones para hacer depósitos en efectivo se han multiplicado. Cada vez es más común realizarlos en puntos distintos a las tradicionales ventanillas bancarias.

Aunque hay cajeros de los bancos donde puede hacerse, su escasez y lejanía del cliente han hecho que éste elija a las tiendas de conveniencia.

En esos establecimientos, como en ventanilla o en el cajero, entregan a quien hace el depósito su comprobante.

Los delincuentes han encontrado esos comprobantes útiles para robar a los cuentahabientes. Lo primero que hacen los hampones es robarle el comprobante a los clientes y posteriormente usar la información de la cuenta para robar dinero.

El modus operandi de esta nueva modalidad de robo fue evidenciado mediante la difusión de un video en el que un par de sujetos acechan a una víctima en una tienda de conveniencia.

Al detectar que la víctima hará un depósito, uno de ellos sale del establecimiento, mientras que otro se queda aguardando a que le sea entregado su comprobante.

Cuando el cajero de la tienda completa la operación y le entrega el comporbante a la persona que depositó efectivo, el ladrón con arma en mano hace que se lo entreguen.

Acto seguido pide al cajero de la tienda de conveniencia le entregue el efectivo. Una vez logrado su objetivo sale del establecimiento.

Aparentemente sólo se robó un papel de la víctima. Pero en poder de los rateros la información que contiene sirve para hacer compras por Internet. También puede usarse para robar la identidad de la víctima y hacer movimientos ilegales.

Mayo-junio 2017