InfraestructuraPor Forbes

Petróleos Mexicanos (Pemex) no solo está pensando en alianzas para aumentar la producción de petróleo y gas, ahora analiza  licitar parte de su infraestructura en telecomunicaciones.

“Lo estamos analizando. Estamos en eso”, reveló en entrevista con Forbes México el director general de Pemex, José Antonio González Anaya.

La empresa productiva del Estado tuvo hasta hace 10 años la segunda red de telecomunicaciones más grande del país, recordó el funcionario.

La infraestructura en telecomunicaciones de Pemex incluye más de 400 estaciones de microondas, 20,000 radios, 11 puntos de acceso a internet, 825 puntos de teleconferencia y 70,000 servicios de telefonía, de acuerdo con información de la compañía hasta octubre de 2016.

La radiocomunicación por microondas que usa la compañía petrolera se basa en la transmisión de voz o datos mediante radiofrecuencias desde 300 MegaHertz (MHz) a 300 GigaHertz (GHz) o más. Por sus elevadas frecuencias, sus longitudes de onda son diminutas, por lo que necesita antenas repetidoras a lo largo del camino entre un sistema y otro. Además de las telecomunicaciones, esta infraestructura tiene aplicaciones en la industria de la aviación y tráfico aéreo, navegación marítima y hasta control de misiles.

El valor de una estación de microondas como la de Ciudad del Carmen en Campeche es de 26.3 millones de pesos (mdp). La estación de Reynosa registra un valor en libros de 24.8 millones, según la cuenta pública de Pemex corporativo 2015.

La razón detrás de este desarrollo fue que Teléfonos de México (Telmex) no pudo poner la red que Pemex quería para su infraestructura durante la década de los 80, explica Ramsés Pech, analista del sector energético para la firma Caravaia y Asociados.

González Anaya también mencionó que ve posibles oportunidades en generación de electricidad, plantas de tratamiento de agua, divisiones que aún atiende la empresa.

“Para todas estas cosas estamos pensando en aliarnos con gente especializada y podernos concentrar en lo nuestro: el petróleo”, expresó el directivo.

Un caso de alianzas que ya se concretó fue el suministro de hidrógeno con la firma francesa Air Liquide para su refinería Miguel Hidalgo en Tula, el pasado 23 de febrero de 2017.

—¿Cuándo podemos ver el comienzo para licitar la infraestructura?

—Ojalá pronto, pero ya veremos —responde González Anaya.

— ¿De qué depende?

— De qué tan rápido lo podamos organizar; no está hecha para eso. Esta infraestructura estaba hecha solo para servir a Pemex. Yo soy de un pueblo petrolero y a mí siempre me sorprendía que cuando era niño e iba a la casa de un amigo, cuyo papá o familia trabajaba en Pemex, tenían dos teléfonos. Yo le preguntaba: ¿por qué tienes dos? Mi amigo respondía: uno de Telmex y el otro de Pemex.

Julio-agosto 2017