Mercado-RetailPor Abrahami Jaramillo

En México, el 92 por ciento de la población tiene preferencias por realizar sus compras en un punto de venta físico (como supermercados o tiendas de autoservicio), mientras que en Chile y Argentina la cifra es de 85 por ciento, debido a las ventajas que ofrece este canal.

La preferencia para hacer las compras en esta opción radica en la variedad de productos, marcas y atención rápida, que en conjunto crean una buena experiencia de consumo, según un análisis De acuerdo con el Observatorio Shopper Experience (OSE), de in-Store Media.

Cinco de cada de 10 mexicanos también frecuentan el mercado (local), con lo que se convierte en el segundo lugar favorito para hacer las compras; mientras que para los argentinos la segunda mejor opción son las tiendas locales y para los chilenos los mercados sobre ruedas.

En Chile, 50 por ciento de los consumidores se caracteriza por planear sus compras a largo plazo (en un lapso de dos semanas), en tanto que en Argentina y México cuatro de cada 10 consumidores prefieren hacer compras semanales.

Entre estos países, más del 80 por ciento de los compradores visitan un par de supermercados por semana, con una duración de hasta dos horas por ocasión.

Los precios bajos y las ofertas son lo más importantes para decidir dónde comprar en los tres países, no obstante, el surtido de marcas y productos representa un 48 por ciento y los programas de responsabilidad del retailer 34 por ciento.

La firma agregó que las acciones de responsabilidad corporativa, como el cuidado del medio ambiente, el apoyo a productos locales y el beneficio a los empleados, también son un factor importante para los chilenos (58 por ciento) y mexicanos (56 por ciento).

El director general de in-Store Media México, Jacobo Vila, explicó en entrevista con Merca 2.0, que estos datos comparativos “ayudan a entender cómo mejorar las estrategias de comunicación en punto de venta para facilitar la compra y mejorar la experiencia de los consumidores”.

Para los tres países, el perfil de un consumidor se destaca al estar involucrados en las tareas del hogar, cada vez más están interesados en una alimentación saludable y esperan que la cocina y las compras sean una experiencia de disfrute.

El e-retail, un canal que debe mejorar

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que de los 7.2 mil millones de dólares que los mexicanos consumieron en comercio electrónico en 2016, menos de 1 por ciento se destinó a productos de e-retail o ventas minoristas en línea, según un informe presentado en mayo por el e-Commerce Institute.

El instituto señala que esta cifra se debe a que falta más oferta que cumpla con algunas prácticas que generen una experiencia de compra positiva y compara que países como Inglaterra y Alemania tienen 14 por ciento y 12 por ciento de consumo, respectivamente.

Para lograr un aumento en ventas en línea este tipo de empresas deben cumplir con cuatro grandes pilares: infraestructura y tecnología, marketing 360°, cumplimiento y logística, y atención al cliente.

Aunque experiencia de compra positiva debe ser la apuesta de las cadenas minoristas, logrando que todos los clientes queden satisfechos y estén dispuestos a comprar nuevamente, lo compartan en redes sociales, califiquen a la empresa y lo recomienden de boca en boca.

Julio-agosto 2017