Seguridad-VehicularPuebla.- Los problemas en Volkswagen de México continúan, pues ahora la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) lanzó una alerta por fallas en el alternador en los vehículos Up!, CrossFox y Saveiro, modelos 2016 y 2017.

La dependencia emitió este día una alerta rápida tras el llamado a revisión que hizo la propia Volkswagen, luego de que detectara diversas irregularidades en los vehículos mencionados.

La firma automotriz asentada en Puebla advirtió que existe la posibilidad de que el alternador no funcione adecuadamente, ocasionando que no se genere energía para la batería y para el sistema eléctrico, lo que podría resultar en que el vehículo se detenga.

Profeco explicó que la anomalía ocasiona que los autos se detengan al no pasar energía para la batería y el sistema eléctrico.

Indicó que, en total, se detectaron 3 mil 816 unidades con anomalías, de las cuales 2 mil 702 son Up!, mil 58 son CrossFox y 56 son Saveiro.

La dependencia informó que Volkswagen de México, a través de sus Distribuidores Autorizados Volkswagen, inició el contacto con los clientes de los autos involucrados con el fin de revisarlos y cumplir con la alerta.

La armadora de origen alemán indicó que es posible prevenir esta afectación con una inspección y en caso de ser necesario, con la sustitución del alternador,

Cabe señalar que ninguno de los autos mencionados se ensambla en la planta de Volkswagen de México, ubicada en Puebla.

El pasado 29 de agosto, Volkswagen anunció el retiro de aproximadamente 281 mil vehículos, tipo Passat y CC en Estados Unidos por fallas en la bomba de combustible.

A inicios de este mes, la organización civil El Poder del Consumidor se dio a la tarea de realizar una lista de los 10 peores vehículos en términos de seguridad… que además están entre los más vendidos. Para fortuna de la marca alemana, esta no apareció en el top.

Sin embargo, sí indicó que la mayoría de los vehículos modelo 2017 más vendidos en el país carecen de los dispositivos de seguridad mínimos, mismos que no pueden ser comercializados, por ejemplo, en la Unión Europea ó Estados Unidos, y esto ocurre gracias al contubernio que existe entre las autoridades mexicanas y la industria automotriz.

Un ejemplo fue el Spark de la versión más austera de venta en Estados Unidos, que cuenta con frenos ABS, ESC y 10 bolsas de aire, mientras tanto, el comercializado en territorio mexicano carece de los tres dispositivos que ayudarían a salvar vidas en caso de ocurrir algún siniestro.

A pesar de que el 90 por ciento de los autos que se producen en México cuentan ya con los mejores estándares de seguridad vehicular, el especialista señaló que son exportados, es decir, el país se queda con lo peor.

La seguridad primaria tiene el objetivo de evitar una colisión, por lo que incluye el Sistema de Frenos Antibloqueo (ABS) y el Sistema de Control de Estabilidad (ESC). Los frenos ABS permiten que el automovilista mantenga bajo control la trayectoria del coche, lo que le brinda la posibilidad de esquivar posibles obstáculos –como peatones, ciclistas u otros autos– mediante el giro del volante; mientras tanto, el ESC reduce las posibilidades de riesgo de colisión y derrape, lo que evita accidentes de tránsito y, por lo tanto, salva vidas.

Septiembre-octubre 2017