Hidrómilos temen que el proyecto de las cámaras de seguridad en las calles no se concrete.

El pasado mes de mayo se inició la instalación de los postes que sostendrán las cámaras de vigilancia administradas por el Centro de Cómputo, Comunicaciones y Comando -C4- de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, pero la tarea no ha sido finalizada y se encuentra suspendida.

De forma simultánea en varios puntos de la ciudad se cavaron huecos profundos para la colocación de gruesos y pesados pilotes de concreto, los cuales sostienen los postes donde se colocarán las cámaras de video vigilancia de última generación.

Para el municipio de Agua Dulce se anunció la instalación de 24 cámaras, en seis puntos de la ciudad, destacando el acceso al Activo BS04 de Pemex, en la esquina del parque Libertad y en la glorieta a Benito Juárez en la colonia Cuatro Caminos, por mencionar algunos.

Pero tras la primera fase de instalación de postes, la empresa contratada para estos trabajos no ha regresado a la ciudad, pues las cámaras no han sido conectadas y mucho menos puestas a funcionar en beneficio de la población hidrómila.

Mientras que a nivel local las cifras delictiva siguen incrementándose día con día, los delitos de alto impacto no se reducen y los delitos del fuero común se han disparado a cifras nunca antes vistas; las cámaras representan la esperanza de una reducción de la violencia, aseguran comerciantes de la zona, por ello su importancia de que ya estén operando.

Mayo-junio 2018