La imagen personal no debe ser factor discriminatorio para acceder a un trabajo digno: Diputada Millán Bueno.

Culiacán.- La imagen personal no debe ser factor de discriminación para acceder a un trabajo digno, por lo que la Cámara de Diputados promueve la modificación de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa, para que el uso de tatuajesno sea impedimento para el ingreso a las corporaciones policiacas de la entidad.

La iniciativa presentada por la Diputada Emma Karina Millán Bueno, el día 19 de Junio de 2018, propone derogar la fracción V del artículo 244 de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa.

Con la firme convicción de que la imagen personal no debe ser factor de discriminación para acceder a un trabajo digno, se propone derogar la fracción V del artículo 244 de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Sinaloa, que señala como requisito para pertenecer a las instituciones policiales el no contar con tatuajes permanentes que resulten visibles, manifestó la Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso.

Este requisito discrimina a las personas que tienen tatuajes y quieren obtener un trabajo digno y lícito, sobre todo aquellas que teniendo el perfil, el tener un tatuaje les limita sus derechos, recalcó la Diputada Millán Bueno.

Agregó que “en nuestra sociedad todavía existen muchos mitos alrededor de los tatuajes, se dice que no se puede donar sangre, que son mal ejemplo para niños, incluso se llega a decir que quienes los usan son criminales, lo cual sin duda es un acto claro de discriminación”.

Por ello, “así como buscamos generar condiciones para que empresas y gobierno no nieguen, excluyan, ni distingan el acceso o prestación de servicio a las personas por su origen, lengua, sexo, genero, edad, apariencia, condición social, identidad indígena y de género o preferencia sexual, también debemos velar por que no se discrimine a las personas por el uso de tatuajes, mucho menos al solicitar un trabajo digno y lícito”, detalló la legisladora, promotora de la iniciativa.

De acuerdo con datos proporcionados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública del total de jóvenes aspirantes a las corporaciones policiales, alrededor del 85 por ciento eran rechazados por razones de salud, y la portación de tatuajes.

Mayo-junio 2018