Nota-Seguridad-Privada

Por Paulina Gómez

A raíz del asesinato de Rafael Alfaro Espino, del desmantelamiento de un narcolaboratorio cerca de esta institución educativa y de las constantes denuncias por la inseguridad que se vive en la zona del Barrio Santiago, policías municipales realizaron patrullajes en las inmediaciones de la UPAEP; un bar fue clausurado, mientras que los ambulantes fueron retirados de las banquetas.

Desde temprana hora, uniformados municipales llegaron a las calles de dicho barrio pero para hacer labores de vigilancia, sin embargo, la mayor parte de los policías fueron ubicados en los alrededores del campus central de la UPAEP.

Las fuentes consultadas dijeron que estos operativos en la zona ya serán más frecuentes. Señalaron que todo principalmente obedece a los últimos hechos que se han registrado en inmediaciones de la universidad, y a la exigencia de vigilancia.

Y es que aunque la institución educativa cuenta con seguridad privada, muchos estudiantes han sufrido incluso de asaltos al salir del plantel y caminar por las calles del Barrio de Santiago.

A lo anterior se suma que el pasado 23 de mayo la Procuraduría General de la República, delegación Puebla, en conjunto con otras autoridades, desmanteló un narcolaboratorio que se encontraba en el número 1904 de la avenida 9 Poniente, a tan sólo dos cuadras de la UPAEP, caso en el que hubo cinco detenidos, quienes fueron trasladados ante el agente del Ministerio Público de la Federación.

El hecho más reciente que conmocionó no sólo a los estudiantes de la referida universidad, sino también a las autoridades escolares y a la sociedad en general, fue el homicidio de Rafael Alfaro, de 24 años de edad, y su padre de 56 años, durante un asalto a la pozolería Los Ángeles en la colonia Amor, el sábado pasado. Y es que el joven estudiaba en la UPAEP, lo cual detonó la exigencia de redoblar la vigilancia cerca del campus.

Sin embargo, el operativo de vigilancia y prevención no fue lo único que se llevó a cabo en la zona,  ayer por la mañana, un bar que se encuentra casi frente a la universidad, fue cerrado y clausurado, además de que los ambulantes que ocupaban las banquetas, fueron retirados. Algunos estudiantes dijeron que esperan que estas medidas funcionen para inhibir la delincuencia en ese barrio.

Mayo-junio 2017