roboEl uso de documentos falsos y negligencia han sido un factor fundamental para que se dispare el robo de identidad en el país, a pesar de las medidas de seguridad.

Las medidas de seguridad en la apertura de cuentas en el sector financiero se han elevado pero el uso de documentos falsos sigue facilitando el robo de identidad, un delito que va en aumento en el país y representa un problema grave, con grandes afectaciones a las personas y empresas.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en el primer semestre se registraron 32 mil 719 posibles casos de Robo de Identidad, un 16 por ciento más que en 2016.

Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, explicó que en el Reporte 27 que elabora la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por primera vez, las instituciones bancarias reconocen este delito y fue reportado ya de forma oficial ante la autoridad que los supervisa con dos mil 816 casos. Los reclamos eran principalmente porque se habían otorgado créditos sin ser solicitados o autorizados y porque el usuario no reconoce hacer celebrado un contrato con la entidad.

Teodoro Briseño, director general de TM Sourcing, una firma especializada en prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo reconoció que continúa siendo muy fácil e indetectable abrir cuentas con documentos falsos.

Con más de 30 años de experiencia en la supervisión de entidades bancarias, indicó que la falta de capacitación por un lado, así como de una identificación única ha hecho que crezca más la apertura de cuentas de depósito y de créditos con documentos falsos.

Noviembre-diciembre 2016