Pachuca, Hidalgo.-  El ransomware, código malicioso cuya forma más común de operar es secuestrar información de la víctima para luego pedir un rescate, es la primera preocupación en materia de ciberseguridad para 57 por ciento de las empresas en Latinoamérica.

En su informe 2018 sobre las principales preocupaciones e incidentes que afrontaron las compañías en la región, Eset Security Report señala que tan sólo el último año al menos tres de cada cinco empresas sufrieron por lo menos un incidente de seguridad, siendo la infección con códigos maliciosos con 45 por ciento.

En un comunicado, la firma dedicada a la ciberseguridad detalló que una de cada cinco empresas entrevistadas fue víctima de secuestro de información, en donde Venezuela y Ecuador sufrieron 22 por ciento de los casos infecciones con el malware y siendo los dos países que más tuvieron ataques de este tipo.

El estudio revela que el análisis de los datos evidencia pequeñas diferencias en cuanto a la incidencia de infecciones con códigos maliciosos en las empresas según su tamaño.
Este tipo de amenaza afecta a las compañías de manera muy similar, y si bien en las de mayor tamaño el porcentaje se eleva, la razón sería su capacidad para reconocer un incidente de este tipo, dejando margen para realizar su corrección.

Para el jefe de Laboratorio de Eset Latinoamérica, Camilo Gutiérrez, el estudio permite comprender a grandes rasgos cuál es el estado de la seguridad de la información en las empresas de la región y conocer qué acciones están llevando a cabo para proteger su infraestructura y activos.

Mayo-junio 2018