Nota-Seguridad-VehicularPor El Observador

El Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe (Latin NCAP) presentó los resultados de la segunda ronda de exámenes con un “devastador” puntaje para los modelos Kia Río Sedán y Chevrolet Onix. Este último es el auto más vendido en Brasil y mostró resultados “especialmente malos” para la protección lateral, mientras que el Kia obtuvo el peor resultado en seguridad para el pasajero adulto.

En Uruguay, se vende el modelo Chevrolet Onix con las características que se indican en el informe. Por otra parte, el modelo Kía Río Sedán no se comercializa en el país con ese equipamiento, y su versión local cuenta con dos airbag, confirmó la gerenta de Comunicación de Latin NCap, Carolina Pereira.

El Onix obtuvo cero estrellas para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. El programa realizó el test de impacto lateral del modelo para investigar el desempeño en protección lateral y de acuerdo a los últimos protocolos mostró un desempeño pobre, según publicó el programa en su sitio web. El examen “evidenció una compresión alta en el pecho del pasajero adulto, así como una alta penetración en la estructura”, agrega.

Este auto, fabricado en Brasil, no cuenta con dispositivos de absorción de energía para impacto lateral. “Con estos resultados de pruebas, el Onix no pasaría los requerimientos básicos de la regulación para impacto lateral de las Naciones Unidas (UN95)”, agrega el informe. La protección para el pasajero infantil fue aceptable.

El Kia Rio Sedán, fabricado en Corea, fue también “una desilusión” para el programa, con cero estrellas en la protección del pasajero adulto y una estrella para ocupante infantil. Sin embargo, el auto ofrece una estructura estable en la colisión frontal y un buen desarrollo estructural para el impacto lateral, dice el informe publicado en la web.

El auto no tiene bolsas de aire ni frenos ABS en su versión básica. “La falta de bolsas de aire y de cinturones de seguridad con buen desempeño explican los pobres resultados para la cabeza y pecho de los pasajeros delanteros”, apunta.

“Es una gran desilusión para Latin NCAP que fabricantes líderes como General Motors y Kia sigan ofreciendo autos de cero estrellas en América Latina. Los consumidores se merecen mucho más que estos resultados que incumplen con los estándares por parte de empresas que saben perfectamente cómo fabricar autos mucho más seguros”, dijo a la web de Latin el secretario general de la empresa, Alejandro Furas.

Furas envió un mensaje a los gobiernos de la región y pidió que los niveles “mínimos de seguridad” no se dejen en “manos de los fabricantes”. “Es esta la razón por la cual Latin NCAP insta a todos los gobiernos de América Latina a adoptar de manera urgente los estándares de la ONU para los ensayos de impacto frontal y lateral”, aseguró.

Según dijo a El Observador la presidenta de Latin NCAP y de la Fundación Gonzalo Rodríguez, María Fernanda Rodríguez, los autos que se prueban son las versiones más básicas de los modelos, ya que son las que más se difunden.

Mayo-junio 2017