Nota-Salud-y-CulturaPor El Economista

En el 2015, el Producto Interno Bruto (PIB) de la cultura creció una décima respecto al 2014, con 2.9% y un monto de 490,446 millones de pesos; según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) y su Cuenta Satélite de la Cultura con base en el 2008.

Como hace cinco años, el famoso PIB Cultural sigue sin mayor crecimiento: en el 2014, el sector cultural representó 2.8% del PIB en México con 450,683 millones de pesos. Para algunos especialistas, aunque el PIB no crece, tampoco se cae de manera dramática.

Pero el PIB cultural en México es bajo en comparación a países como Canadá, donde el sector aporta 3.1% del PIB; sin mencionar a naciones como Estados Unidos o España, donde este rubro genera entre 4.0 y 4.3 por ciento.

Como informó Eduardo Cruz en su columna En El Paredón: “La economía creativa del estado sureño alcanzará 406,000 millones de dólares. Esto significa 13.5 veces el PIB cultural de nuestro país”.

En cuanto a las actividades asociadas con el sector de la cultura; generaron en total 1 millón 45,372 puestos de trabajo, lo que representó 2.4% de los correspondientes al total del país.

En el 2014, fue de 1 millón 25,808; éstos representaron 2.4% de la ocupación total del país, como se puede leer, las cifras son prácticamente las mismas.
En su comparación anual, el numero de puestos se incrementó 1.1% respecto al 2014; siendo la producción cultural de los hogares la de mayor dinamismo con un aumento de 2.1 por ciento.

Las diferencias sólo se registran en el flujo de dinero destinado a la cultura, pero no en el porcentaje final. “Una de las principales contribuciones de la medición del sector de la cultura en México es la cuantificación del PIB generado (…) como la producción cultural que realizan los hogares y la gestión publica en cultura por parte del gobierno”, señala la dependencia.

El PIB del 2015 se conformó con 2.1 puntos del valor de los bienes y servicios de mercado y de las actividades no de mercado que contribuyeron con 0.7 puntos, entre las que se incluye la producción cultural de los hogares.

Por actividad económica, el PIB de la cultura se concentró en la fabricación de bienes culturales, como las artesanías, el comercio, la generación de información en medios masivos y la producción de otros bienes y servicios ofrecidos por los hogares, mismos que en conjunto aportaron 77.3% del valor generado por el sector de la cultura.

En el 2015, los hogares, el gobierno, las sociedades no financieras y los no residentes en el país, entre otros, realizaron un gasto en bienes y servicios culturales que registró un nivel de 597,315 millones de pesos.

“Este monto se concentró principalmente en la adquisición de artesanías y juguetes tradicionales, así como de medios audiovisuales, con 58.6% del gasto total en cultura”.

Por ejemplo, en el 2008, el Inegi reportó un flujo de 320,478 millones de pesos, mientras que en el 2009 fue de 318,414 millones de pesos.

Para el 2010 alcanzó los 348,389 millones, pero continuó creciendo en el 2011 con 379,907 millones; mientras que en el 2012 se alcanzaron los 405,997 millones y en el 2013 el gasto fue de alrededor de 400 millones de pesos.

En el 2014 fue de 450,683 millones de pesos y en el 2015 aumento a 490,446 millones de pesos.

Por lo que estas variaciones no afectan de manera determinante: 2.8% y 2.9% es lo que registra normalmente el sector cultural en el PIB, pero no logra crecer de manera importante.

“Al desagregar el PIB de la cultura por actividades económicas, se observó la siguiente distribución: en las actividades de producción manufacturera de bienes culturales se generó 23.5%; en el comercio 16.7%; la generación de información en medios masivos 15.6%; los servicios profesionales, científicos y técnicos 8.5%; los servicios de esparcimiento, culturales, deportivos y otros servicios recreativos 7.7%; los servicios inmobiliarios y de alquiler de bienes muebles e intangibles 2.5%; en los servicios educativos, y en otros servicios, excepto actividades de gobierno 0.2%, en cada caso.

Además, se consideró el valor aportado por las actividades no de mercado, como los denominados “Otros bienes y servicios”.

La participación del sector cultura es de 2.9% mientras que el turismo, de 8.4%; la salud, de 5.1%, y la minería (sin contar el petróleo) es de 2.0%, aproximadamente.

Mayo-junio 2017