Comisionado del Servicio de Protección Federal, Maestro Alfonso Ramón BagurDurante la pasada reunión mensual de ASIS Capítulo México, que como ya es costumbre, contó con un variado e interesante programa; uno de los actos más esperados fue la firma de ratificación del convenio con el Servicio de Protección Federal, en presencia del Comisionado Ramón Bagur, el cual tiene como objetivo principal, colaborar entre instituciones, para compartir información, capacitación y como proyecto más ambicioso el diseñar un Diplomado en Administración de la Seguridad, para profesionalizar a todos aquellos directores de área que ocupan puestos en instituciones públicas y privadas. Este convenio fue firmado por el Presidente de ASIS Capítulo México, Héctor Coronado Navarro y el Vicepresidente Ejecutivo, Gabriel Bernal Gómez. Por su parte, María Teresa Septien, Secretaria Ejecutiva de ASIS, recordó que la misión de la asociación es profesionalizar, pues no se pueden dirigir empresas, equipos de trabajo  e impactar positivamente a la sociedad  si no existe una actualización constante.

La magna conferencia de esta sesión: “Sistemas de Protecciones a funcionarios y misiones diplomáticas en países de crisis” fue presentada por Cristante David Salvatore, Socio Fundador y Director del Instituto de Adiestramiento, Capacitación y Formación de SCUTUM PSD, quien además fue Agregado en Seguridad de la Embajada de Italia en México. Durante su ponencia habló sobre las dificultades de proteger a una persona durante una misión diplomática sobre todo en países en conflicto, por lo que es necesario contar con un sistema completo de seguridad. Los servicios PSD, que se desarrollan para situaciones de crisis son manejados desde las fuerzas especiales hasta empresas contratistas que se dedican a la seguridad privada.

DSC_0056

¿Cómo planea SCUTUM PSD un servicio de protección? El ponente explicó que  se inicia por llevar a cabo un exhaustivo análisis de riesgo en el país, indispensable para decidir si es viable que el personal diplomático viaje, pues se analizan las complicaciones, enlaces, zonas, horarios, amenazas y ataques que permitan trabajar, a la misión y a su equipo de seguridad. Después se lleva a cabo la coalición de la misión de partida que es un esfuerzo entre diferentes oficinas secretarias y organismos de seguridad para planear la seguridad de las estructuras.

Trabajar de manera nacional conjunta y coordenada es fundamental, a fin de identificar los puntos de riesgo para evitar que se sobre evalúe y comprometa la misión (que se cancele un evento, visita o conferencia) por considerar mayor la amenaza de lo que era. Una de sus herramientas desarrolladas es una tabla de identificación de amenazas, que van desde las escritas, telefónicas, verbales, físicas, con armas, por dinero, por intereses personales, entre otras, lo que les permite cruzar, priorizar y estudiar de dónde vienen, cuándo se dan y por qué, para así formular un nivel correcto de amenaza ya que en su experiencia, las más fuertes se establecen dentro de los primeros círculos de relaciones más que las que pueden llegar del exterior.

Para esta empresa de defensa de seguridad personal la información oficial recibida día a día es fundamental para el análisis de una misión, así como la información de los operadores, contactos e informantes en el territorio ya que ellos conocen y tienen relación directa con los actores en el lugar. La misión operativa se planea con las diferentes secretarias, unidades de crisis y equipos de fuerzas especiales; planeando a detalle rutas, horarios, destinos con la información del día, a fin de no volver rutinarias las salidas y por ende, vulnerables.

Vicepresidente Ejecutivo, Gabriel Bernal Gómez

Salvatore compartió con los presentes su filosofía de protección: se necesita siempre de un constante adiestramiento y capacitación. El trabajo de PSD, en todos sus niveles es 60% de adiestramiento y capacitación, 20% la capacidad de análisis que el operador tiene al momento, al detectar y reaccionar ante una posible amenaza, 10% la capacidad de respuesta ante una emergencia y una crisis  y un 10% es la suerte. “La mejor protección se encuentra en la capacidad de sorprender al enemigo, es decir, llevando una perfecta planeación de la operación, planear lo que puede ir mal; es el inicio para así modificarlo y hacer que funcione adecuadamente”, dijo.

Sobre la seguridad de las estructuras, edificios, oficinas, casas, confesó que es difícil de planear en países en conflicto, donde se suscitan ataques armados, por lo que se manejan diversos círculos de seguridad que cercan en niveles los objetivos. Los vehículos y cualquier tipo de servicio de escoltas de seguridad personal representan la parte más importante de la seguridad porque la mayoría de los ataques se buscan cuando la persona está fuera de las estructuras, siendo más vulnerable en sus traslados. Los vehículos que se manejan en este nivel de servicio de seguridad no son de blindado común, son vehículos nivel 6 equipados con cámaras, sistemas satelitales, sistema de comunicación avanzado, armas, etcétera; se debe contar con equipo avanzado  para poder operar y responder a las diferentes necesidades ya que en caso de que algo pasara el operador y el equipo son quienes resolverán la situación y rescataran al VIP pues es muy difícil que externos o policía local intervenga.

También el trazo de un plan de contingencia es fundamental, “en países en conflicto lo que considera normal puede convertirse en mortal”, comenzando por la parte sanitaria, alimentación, electricidad, combustibles y más, ya que la falta de alguno puede poner la misión en riesgo además el seguir a detalle los eventos que ocurren en el país harán que se decida continuar con la misión; en caso contrario los movimientos se comienzan a reducir, hay traslados de ciudadanos, se analizan rutas de salidas viables -aire, mar o tierra- y se deben tener diferentes posibilidades y opciones para la evacuación de la misión. Hasta el momento el Instituto de Adiestramiento, Capacitación y Formación de SCUTUM PSD han evacuado 4 embajadas, dos veces en Irak, una en Afganistán y otra en Libia.

Para Cristante David Salvatore, sobre la seguridad en México, no se han visto amenazas reales de terrorismo, pero reconoce que para llevar a cabo un análisis por su empresa, de ser requerido aquí, la dificultad más grande, sería el cotejo y análisis de las informaciones ya que entre la capital del país, los estados y municipios existe una disparidad de información y falta la existencia de una plataforma confiable donde se pueda tener acceso a ésta desde distintos niveles ya sea para análisis, estratégica u operación. La falta de contacto entre los organismos que manejan la información es lo que él considera más problemático. Así mismo cree que una coordinación entre empresas de seguridad privada y gobierno siempre se puede dar de manera satisfactoria.

Cristante David Salvatore,

Para finalizar su participación en esta edición de ASIS Capítulo México, Salvatore compartió que después de muchos años de trabajo el nivel diplomático y el sector privado se han coordinado sobre todo cuando Estados Unidos comenzó a contratar a empresas para operaciones de seguridad de vigilancia armada y escoltas, ya que las necesidades eran superadas para que el ejercito las cubriera, por lo que hoy día la parte de la seguridad privada es importante pues reduce los esfuerzos y disposición de los gobiernos, por lo que en muchos casos la seguridad privada tiene acceso a recursos gubernamentales como a instituciones, estructuras o equipos, lo que ayuda y apoya  su buen desempeño y resultados.