1. Al dirigirse a su vehículo, no pierda tiempo, manténgase muy alerta. Porte las llaves en la mano previamente y cerciórese de que nadie esté merodeando; si es así, y se trata de una persona que le inspire desconfianza, siga de frente y regrese un poco después. Tenga particular cuidado si al lado de su vehículo se encuentra estacionado otro con personas en el interior.
  2. Evite quedarse en su auto después de una reunión social. Un vehículo deberá servir únicamente para transportarse entre dos puntos.
  3. Si al aproximarse a su vehículo, lo hace también otra persona que aparece intempestivamente, y si existe una distancia prudente entre ustedes, finja que olvidó algo gesticulando y tocándose la frente con una mano; regrese corriendo rápidamente al lugar del que salió. Observe si la persona abordó otro vehículo, siguió otro camino o en realidad pretendía interceptarlo a usted. No salga hasta que se sienta seguro.

Noviembre-diciembre 2016