1Fuente: El Universal

México.- La Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada busca evitar que los elementos que prestan el servicio de protección personal tengan adicciones.

Directivos de la asociación informaron que el alcoholismo y tabaquismo son las drogas que más consume el personal, pero existen otros casos de consumo de estupefacientes.

Un análisis les permitirá conocer el número de elementos que consumen sustancias específicas; el objetivo es capacitarlos y concientizarlos para que dejen de ingerirlas.

Al desconocer cómo podrían atender la situación, miembros de la AMESP buscaron a especialistas de la Conadic para determinar de qué modo se pueden combatir las adicciones.

“El 15 de diciembre pasado se firmó un convenio de colaboración con la Conadic; en desahogo de ese convenio empezamos, en enero, a realizar las primeras reuniones y mesas de trabajo para definir el programa que se pondrá en marcha en febrero”, explicaron.

En enero también se definen cuáles son los principales problemas que se tiene para encontrar una solución. Por lo pronto, se prepara a capacitadores en la Ciudad de México y en el resto del país para que compartan información sobre los aspectos negativos de las drogas.

Hasta el momento, ningún cliente se ha quejado de que alguien preste el servicio de seguridad privada bajo el influjo de alguna droga, pues si se detecta el consumo no se le permite trabajar.

Debido a que un gran número de empleados no consideran al alcoholismo o tabaquismo como una adicción, la asociación redoblará esfuerzos para concientizar a los elementos de seguridad privada.