Actualmente, la videovigilancia se ha convertido en el aspecto más destacado de la industria de la seguridad. Y, a su vez, la necesidad por contar con sistemas integrales de vídeo está aumentando drásticamente día con día a nivel global. Desde hogares hasta ciudades inteligentes, de tiendas minoristas hasta estadios, la vídeovigilancia se ha convertido en un creciente fenómeno.

Cada año, las instalaciones de sistemas de vigilancia aumentan rápidamente y, en consecuencia, los datos de vídeo e imágenes de seguridad generados también están escalando a nuevos niveles. Sin embargo, en la mayoría de los casos, dichos datos simplemente se almacenan en grandes cantidades, o el espacio de almacenamiento se reescribe después de un intervalo de tiempo fijo. A pesar de la gran cantidad de datos de vídeo recopilados hoy en día, estadísticas recientes del McKinsey Global Institute (publicadas en su reporte The Age of Analytics: Competing in a data-driven world),  muestran que solo 10% de esa información se utiliza alguna vez y la mayoría pierde su valor en cuestión de segundos después de generarse. ¿Por qué usar una cantidad tan limitada de datos? Incluso si se desea analizar un espectro tan grande de entradas de datos y vídeo, se requerirá que cientos de operadores humanos lo hagan.

Este es el punto en el que el servicio de análisis de vídeo en la nube (VAaaS, por sus siglas en inglés) toma una gran relevancia. Las soluciones de vídeo-análisis como servicio, o VAaaS, pueden ofrecer ventajas notables sobre la videovigilancia independiente. Las soluciones de vídeo analítico están basadas en software. Normalmente se implementan en plataformas que permiten agregar aplicaciones de análisis y de otro tipo para dar respuesta a los requisitos de seguridad y a necesidades profesionales concretos.

Cuando las aplicaciones de análisis de vídeo basadas en software se combinan con sistemas de vigilancia independientes, estas medidas pueden albergar una gama completamente nueva de casos de uso de seguridad. Algunos de estos son; seguimiento avanzado de objetos, detección de movimiento, defensa perimetral, detección de intrusiones, flujo de tráfico humano, mapas de calor, conteo de personas, reconocimiento facial y perfiles de audiencia. Estas soluciones no solo minimizarán la necesidad de equipos físicos de seguridad, sino que también permitirán que el personal de seguridad cuente con inteligencia procesable.

Cuando las metodologías de VAaaS se aplican de manera adecuada, los profesionales de seguridad pueden usar su tiempo para resolver las situaciones resaltadas por el análisis de vídeo en lugar de simplemente ver el vídeo de seguridad.

Es necesario destacar que las soluciones análisis de vídeo necesitan importantes esfuerzos de integración del sistema que involucren diversos componentes que comprenden la cámara, el almacenamiento, los sistemas de procesamiento y la red de transmisión. Esto es bastante útil para la optimización e innovación en los frentes tecnológico y comercial. El escenario actual es que las soluciones de extremo a extremo rara vez están disponibles en el mercado.

Las soluciones VAaaS pueden ser de ayuda potencial para que los CIOs ofrezcan una propuesta de valor que satisfaga las necesidades de seguridad física de sus organizaciones. Entre las funcionalidades de analítica de vídeo de interés empresarial, destacan:

  • Analítica para vigilancia en grandes organizaciones: Para la protección de aeropuertos y otras infraestructuras críticas, existen aplicaciones de analítica de vigilancia con un amplio abanico de escenarios de detección y opciones de personalización.
  • Analítica de tráfico inteligente: Reco-nocimiento de matrículas, conteo de vehículos, detección automática de incidentes. Las aplicaciones de analítica de vídeo integradas en la propia cámara pueden realizar estas tareas y muchas otras.
  • Analítica para el comercio minorista y otros segmentos: El comercio minorista, el transporte público y muchos otros segmentos del sector servicios están descubriendo que la analítica de vídeo puede aportar valor a las organizaciones, desde el conteo de personas y el control de la afluencia de clientes en tiendas minoristas, hasta el control de colas en aeropuertos y cajas o los contadores de ocupación en las zonas de espera.

Mayo-junio 2018